Un laboratorio de excelencia

      No hay comentarios en Un laboratorio de excelencia

Por Lisset Sera Rodríguez

Con la aparición del virus SarsCov2 en el año 2020 cambió la vorágine de trabajo en todas las instituciones de salud. La atención a pacientes sospechosos y confirmados a la COVID 19 constituye desde entonces la prioridad, sin dejar a un lado los demás servicios médicos a la población.

La contingencia provocada por la presencia del virus conllevó adoptar medidas, buscar estrategias, redoblar esfuerzos y mostrar la capacidad de resistencia. El Clínico Quirúrgico “Lucía Iñiguez Landín” de Holguín ha sido un ejemplo fehaciente de ello.

Muchos han sido los esfuerzos desde todos los puestos de trabajo, imposibles de resumir en un trabajo periodístico, pero no quedarán exentos, pues este será el primero de una serie de reportajes dedicados a quienes dan lo mejor de sí en este gigante hospitalario.

El Laboratorio de Microbiología, puntal imprescindible en esta fuerte lucha contra la pandemia, será el objetivo de este trabajo.

En entrevista con el Doctor Marcos Ramos Subdirector de aseguramientos médicos y la Licenciada Yunia Bermúdez Roche Jefa de este departamento, se conoció acerca de las interioridades del trabajo durante todo el tiempo pandémico.

Desde el 18 de agosto del presente año por decisión del Ministerio de Salud Pública se instaló un equipo Suma para el procesamiento de Muestras, por lo que en tiempo récord los licenciados de esta especialidad asumieron esta responsabilidad.

Ramos Serrano aseveró que según creció el número de casos, se impuso abrir más salas en el hospital, y llegó el momento en que un Licenciado haciendo un turno de 24 horas físicamente no era capaz de asumir la demanda que existía para el diagnóstico de test rápido y pcr de los casos, por lo que se hizo necesario aumentar el recurso humano y crear equipos de trabajo, por iniciativa de la Jefa del departamento. Se convocó entonces a los Licenciados en Óptica y optometría, Rehabilitación y Máxilo facial para la ayuda en la toma de muestras, y estos una vez capacitados trabajarían de conjunto con los especialistas del laboratorio.

Con este equipo, donde el análisis de las muestras es mediante biosensores, técnica muy rápida que en 30 minutos permite conocer el resultado y que no exista retraso en su estudio. Todas las muestras positivas, para su confirmación, se envían al Laboratorio de Biología Molecular, y en el caso de las negativas se envían el 2 por ciento como control de calidad, según explica la licenciada, quien añade que otro reto ha sido el asumir el procesamiento de las muestras de los vuelos internacionales que arriban por el aeropuerto internacional Frank País,  por la rapidez del diagnóstico.

Al trabajo de este departamento se le anexó la sede Celia Sánchez con cerca de 250 camas como extensión del Hospital COVID, además de garantizar la atención a los trabajadores, refiere el subdirector.

La exigencia por el cumplimiento de las medidas de bioseguridad, y teniendo los medios de protección propició que ningún trabajador se contagiara con el virus.

Hasta mediados del mes de octubre se habían analizado 12041 muestras, para una cantidad de 5366 positivas.

La labor de estos especialistas fue más allá de la institución, pues se colaboró con fuerza de trabajo en el Hospital Militar, además de capacitar a los que allí iban a laborar.

En todo este período de tiempo, además de estar centrados en el estudio y procesamiento de muestras de PCR el laboratorio no dejó de tomar y estudiar muestras de hemocultivo, secreciones respiratorias con antibiogramas, así como otras que demandaran los pacientes o los propios trabajadores de la institución.

Ambos directivos insistieron en resaltar el empeño y sacrificio de todos los que dieron su apoyo en esta etapa, decisivo para el buen funcionamiento y la prestación de un servicio con calidad.

Este colectivo, donde prima la unión y el respeto, es un reflejo de cuando al trabajo se le pone corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


7 − = seis