El hospital Lucía crece, se desarrolla y se hace gigante

No pudo escogerse un nombre más apropiado para un hospital en Holguín que el de la madre del Mayor General Calixto García Iñiguez, institución que este 28 de noviembre cumple 21 años de puesta en funcionamiento.

Este aniversario es motivo de celebración para quienes por elección, casualidad o azar del destino han transitado o permanecen allí bajo el firme propósito de devolver salud, salvar vidas, sembrar tranquilidad y alegrar a las familias de quienes alguna vez han requerido atención médica en este hospital provincial, que se consolida como un gigante asistencial del territorio nororiental.

No ha sido tarea fácil llegar a la obra que se disfruta hoy, para ello se han tenido que sortear innumerables dificultades y crecer en profesionalismo y prestaciones asistenciales. En este camino andado el hospital Lucía ha sido testigo de la incorporación de procedimientos como la cirugía funcional para el tratamiento de Parkinson, de las diferentes modalidades de trasplante y la cirugía mínimamente invasiva, entre otros.

Dedicado a la práctica de la cirugía y de la docencia cuenta con servicios insignes como es el caso del Centro Oftalmológico; el Centro de Trasplante, el cual se consolida como uno de los mejores de su tipo en el país; Neurología y Neurocirugía con un personal de alta calificación; el Departamento de Imagenología, pionero en la prestación de servicios; Urología; Angiología y las terapias han conseguido éxitos que le confieren mayor nivel científico al hospital a la vez que mejoran la calidad de vida de la población.

La labor ininterrumpida durante más de dos décadas se traduce en generaciones de batas blancas trayendo luz a la población de Holguín y de otras provincias del Oriente cubano.Este hospital que como expresara el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en su inauguración “surgió como premio y estímulo a los holguineros” ha sabido ganarse un lugar destacado en el desarrollo de técnicas y procedimientos clínicos y quirúrgicos, de medios diagnósticos, de ahí que cada año asume retos mayores a partir de sus potencialidades.

Luego de 21 años se reconoce a quienes supieron encaminar desde los años fundacionales el trabajo en esta institución hospitalaria en aras de ganar en organización y estructuración progresiva hasta convertirse en un complejo centro asistencial que asume nueve especialidades quirúrgicas y 16 clínicas.

Esta inmensa labor humana en el 2019 no se detiene sino que se traza proyectos futuros orientados a la diversificación del alcance y complejidad de técnicas quirúrgicas, la ampliación del programa para el desarrollo integral de la trasplantología, la aplicación total de los protocolos, las guías de evaluación, reducir la mortalidad en el adulto mayor y elevar el nivel científico y docente de sus profesionales.

Aunque con certeza resultarán insuficientes estas palabras para resumir todo cuanto se ha hecho en el tiempo que acumula ese hospital y siempre quedarán temas por tratar, la mejor manera de hacerle justicia a esta obra es con una felicitación extensiva a todos los que la sienten como suya y contribuyen a hacerla perdurable en el tiempo.

Fuente: Radioangulo.cu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− cuatro = 2